¿Es posible recuperar el sueño acumulado?

12 Abril

2018

¿Sentís cansancio? Conocemos bien esa sensación.
Muchas veces, el ritmo vertiginoso de la semana nos obliga a resignar horas de sueño. Este tiempo de descanso perdido es el que nos permite recuperarnos, pero ¿qué pasa cuando no dormimos lo suficiente? Una respuesta común es aprovechar los fines de semana para dormir más, y de ese modo “ponernos al día” con nuestras horas de sueño acumuladas. Esto es una práctica normal, pero lamentablemente no es efectiva.

En términos generales, quienes duerman mucho durante el fin de semana se encontrarán más descansados al comenzar su semana laboral. Pero esta sensación de bienestar que experimentan los lunes por la mañana comenzará a esfumarse hacia el miércoles, cuando regrese el cansancio producido por la falta de sueño. Ni hablar de llegar descansado al viernes…

¿Por qué sucede esto?
Lo cierto es que dormir mucho el fin de semana funciona como un “parche” que no resuelve el problema de fondo. Nuestro cuerpo acumula durante de días la falta de sueño, y aunque nos tomemos el sábado o domingo para dormir, no alcanzaremos a recuperar lo que hemos perdido en días anteriores. Debemos tener en cuenta esto al momento de establecer nuestras horas diarias de descanso. El efecto acumulativo del sueño es denominado en la literatura científica como “deuda de sueño”.

Los resultados de las investigaciones muestran que, ante el cansancio producido por dormir mal una o dos noches, el cuerpo puede recuperarse completamente si descansa correctamente durante algunas jornadas. La situación es muy distinta cuando la falta de sueño se prolonga durante semanas o meses. En estos casos, la recuperación cognitiva es mucho más lenta. En estos casos, se requiere de muchas noches de descanso para contrarrestar el cansancio acumulado.

Si la disfunción en el sueño se prolonga durante años, la somnolencia se vuelve crónica y se estabiliza. Esto implica que el cuerpo es cada vez menos consciente de su disfunción. En otras palabras, nos acostumbramos al cansancio constante. Volviendo a la pregunta inicial. La falta de sueño acumulada solo puede recuperarse si no se extiende más de unos días. Pero cuando dormimos periódicamente menos de lo necesario, el sueño no se recupera y el cansancio se vuelve crónico.

La mayoría de los estudios coinciden en señalar que 7 u 8 horas de sueño es la media necesaria para los adultos. Mantener estas horas diarias de descanso es sinónimo de más salud y calidad de vida. Entonces, con los tiempos y ritmo de vida habituales ¿cómo es posible descansar bien? Tal vez, la mejor solución es tener siempre presente que dormir bien es indispensable para nuestro organismo.