Cómo elegir la ropa de cama para el invierno

04 Junio

2018

Los fríos más intensos ya se hacen sentir: el invierno es la época del año ideal para disfrutar de la calidez, comodidad y relax del hogar.

La temporada más fría nos invita, además, a aprovechar el cambio de estación para dar un toque distinto al dormitorio, sumando mantas y frazadas. En estos meses, la cama gana protagonismo convirtiendo nuestro dormitorio en el mejor refugio para lograr un buen descanso.

Una opción ideal para el invierno es renovar el estilo de la ropa de cama, eligiendo tonos que combinen con la decoración de la habitación y estén en sintonía con las cortinas y almohadones.

Por eso, hoy vamos a darte las claves para ganarle al frío con estilo. A continuación, te proponemos algunos consejos para abrigarte y disfrutar el frío de la mejor forma.

¿Qué sábanas elegir?

Empecemos por la ropa de cama que nos acompaña durante todo el año. En relación a las sábanas, la elección del tejido es muy importante.

Las telas de algodón ofrecen mayor suavidad, confort y facilitan la absorción de la humedad. Pueden ser una opción ideal para quienes no vivan en lugares muy frío, o mantener el hogar climatizado durante todo el día.

Las telas de algodón y poliéster, por su parte, brindan calidad a un menor costo. Además, cuentan con la ventaja del rápido secado: algo a tener en cuenta por quienes viven en zonas húmedas.

Nuestra línea de sábanas percal son una excelente opción para todo el año ¡No dejes de conocerlas!

En caso que vivas en zonas extremadamente frías, podés optar por las sábanas térmicas. Son una opción para los inviernos crudos.

El abrigo

Es el momento de elegir la ropa de cama gruesa. Organizar la ropa de cama por capas es la mejor forma de mantener el calor durante las noches más frías.

Una de las opciones para mantenerte caliente durante toda la noche son los edredones nórdicos o las mantas de lana. Además de protegerte del frío, estas prendas crean un efecto de microclima en el interior, que te mantendrá abrigado.

Te recomendamos que optes por un acolchado adicional encima. Los acolchados de Fiesta Percal son una excelente opción: su combinación de algodón y poliéster brinda confort y abrigo.

Otra opción a tener en cuenta es colocar una manta bajo el acolchado. En este caso, podés incluir una manta polar: sumará una capa más de abrigo y te brindará suavidad en el descanso.

Finalmente, te proponemos que sumes almohadones en la parte superior de la cama. Además de darle estilo al cuarto, atrapan el calor y generan la sensación de calidez en el dormitorio.

En síntesis, cuando el invierno se hace sentir hay que traer el mejor abrigo a nuestro hogar. Y como vemos, existen distintas opciones para disfrutar del mejor descanso en invierno.

Recordá que la mejor opción es organizar tu ropa de cama por capas. En lugar de pocas prendas extremadamente gruesas y pesadas, te recomendamos que sumes varias capas que añadan abrigo durante las noches más frías.

¡Hasta la próxima!