Cuatro desayunos energéticos para comenzar el día con todo

11 Julio

2018

Todos lo sabemos: el desayuno es la comida más importante. Es el perfecto complemento del buen descanso, que nos permite comenzar el día con la energía necesaria para realizar nuestras actividades.

Mientras el descanso de calidad nos brinda la posibilidad de recuperar y mantener las funciones fisiológicas y cognitivas, un desayuno energético aporta nutrientes a nuestro organismo.

Comenzar la mañana con una comida saludable influye de manera positiva en el rendimiento durante el resto de la jornada. Pensemos en esto: antes de desayunar el cuerpo no ha comido durante 8 horas o más. Por eso, es fundamental brindarle los nutrientes adecuados para su mejor funcionamiento.

Queda claro: no solo es importante incorporar el hábito de desayunar. También es fundamental tener en cuenta qué alimentos incluiremos en nuestra primera comida del día.

Por eso, hoy traemos algunas ideas para que comiences la mañana con un verdadero desayuno de campeones ¡Tomá nota!

Frutos rojos

Traé los aromas del bosque a tu desayuno: arándanos, fresas, frambuesas, zarzamoras… Estas frutas tienen un alto contenido de fibra, vitamina C y agua. Además, cuentan con antioxidantes, por lo que ayudan a reducir inflamaciones.

En general, los frutos rojos son bajos en calorías, y su consumo nos protege del colesterol.

En definitiva, son una opción saludable para cambiar la rutina de la mañana.

Té verde

¿Te cansaste de tomar café todas las mañanas? El té verde es una alternativa excelente.

A diferencia de otras variedades de té, esta bebida también contiene cafeína. Esto incrementa el rendimiento mental, capacidad de reacción y alerta, mientras al mismo tiempo reduce el cansancio y potencia tu estado de ánimo.

Es importante destacar que cada taza de té verde contiene solo la mitad de cafeína que una taza de café ¡Ideal para no aumentar la ansiedad y evitar riesgos de trastornos en el sueño! Entre otros beneficios, el té verde contribuye a eliminar grasas y acelerar el metabolismo. Esto favorece la pérdida de peso.

¿Quéres iniciar la jornada con más vitalidad? Sumale té verde a tus mañanas.

Frutos secos

¡Una excelente opción para darle energía al desayuno! Podés combinarlos con yogur, leche o consumirlos a media mañana.

Los frutos secos contienen proteínas, fibras y grasas saludables. Además, entre sus propiedades, aportan manganeso, magnesio y vitamina E.

Si bien tienen muchas calorías, los frutos secos tienen la gran ventaja de su “efecto saciante”. Al llenar el estómago durante más tiempo, estimulan a ingerir menos calorías en las comidas siguientes. Por eso, alternar una dieta de frutos secos con alimentos bajos en calorías favorece la reducción de peso.

Huevos

Durante años, los huevos tuvieron “mala prensa”. La creencia de que aumentaban el colesterol ha sido desmentida por evidencia científica. Y lo cierto, es que es una fuente de nutrientes fundamentales para el cuerpo.

Incorporar huevos a tu desayuno puede contribuir a perder una cantidad considerable de peso. Además, cuentan con proteínas y antioxidantes que mejoran el funcionamiento cerebral y los niveles de colesterol.

Sumar estos alimentos a tus mañanas aportará importantes nutrientes a tu organismo, además de traer nuevos sabores en tu mesa. En próximos posts te daremos más consejos para que disfrutes de los mejores de desayunos.